Piedras Protectoras para Aries

Piedras Protectoras para Aries - HoroscopoAries.eu

Un Pantallazo de Aries

Aries es un signo extremadamente impetuoso, su fuerza es tal que resulta arrasadora, incluso avasallante en su trato cotidiano. Nada parece destruir la fortaleza de este signo que todo lo puede. Sin embargo, todos los signos tienen su Talón de Aquiles y, para Aries, su incipiente agresividad lo convierte en una persona de la cual se tiende a huir y mantenerse apartado de su camino. Su rol posesivo y rebeldía lo convierten en alguien de temer. Por lo tanto, las piedras que en este artículo describiremos, tienen la función de potenciar las características que hacen de los arianos seres inolvidables, mientras que atenuarán aquellos defectos que lejos de favorecerlos, los perjudican especialmente.

Piedras para Resaltar los Valores de Aries

Hematita: Aries es un signo con una gran voluntad, sin embargo, nunca está de más fortalecer esta característica, la cual es una característica que logra llevarlo a donde este signo quiere ir. Por lo tanto, llevar una hematita en contacto con el cuerpo, a modo de pendiente o de anillo, le otorgará a los Aries la voluntad que, por simple cuestión de desgaste generado por vivir tan aceleradamente, le puede llegar a faltar. A su vez, genera el vigor que se necesita para emprender todo nuevo proyecto.

Ojo de Tigre: los arianos gozan de una alta autoestima y de una confianza en sí mismos muy marcada. Es así que el ojo de tigre le fomentará estas características a estos nativos tan autosuficientes. ¿Por qué sería necesario hacerlo? Porque los avatares de la vida pueden llegar a hacerle perder estas ventajas con las que cuentan los nativos de Aries y, lo que no sería tan grave en otros signos, sí es devastador para la cabra, ya que la pérdida de auto-confianza y autoestima, implicaría un golpe muy duro para quienes poseen una profundad sensibilidad y vulnerabilidad, pero que la esconden detrás de una coraza de que todo lo pueden.

Piedras que Atenúan los Defectos de Aries

Carniola: esta piedra tiene la propiedad de llevar a la persona que la porta hacia el centro de la realidad. Aries puede llegar a abarcar demasiadas cosas a la vez, lo cual no resulta un emprendimiento real, sino que resulta algo fantasioso. Por lo tanto, tener esta piedra consigo lo ayudará a centrarse en lo que es posible y, de este modo, evitar irse por las ramas y desviar su atención en demasiados proyectos al mismo tiempo. A su vez, esta piedra genera estabilidad, una característica que Aries ha dejado de lado en beneficio de su espíritu aventurero, el que le impide arraigarse en un sitio, con una persona y con una actividad.

Amatista: puesto que Aries está en muchos lados a la vez y emprende muchas cosas a la vez, está permanentemente pensando en diversos temas al mismo tiempo. Como puede deducirse, el equilibrio mental y la meditación no forman parte del paquete. No obstante, una existencia pacífica y equilibrada, requiere de estas facultades. Lograrlas es sencillo si tenemos una amatista como una piedra que nos acompaña en nuestro diario quehacer.

Tus Comentarios